ORIENTAMOGAS

EDUCACIÓN EMOCIONAL

MANEJANDO EL ENFADO: LA BOTELLA DE LA CALMA

Escrito por orientamogas 18-11-2018 en RECURSOS PARA FAMILIAS. Comentarios (0)

Durante este mes, en el aula de PT, estamos trabajando el enfado y la frustración. Cuando nuestros peques se enfadan, al igual que a los adultos, les cuesta tranquilizarse y pensar con claridad. Una vez que se les pasa, son capaces de razonarlo. Son conscientes del estado en el que se encuentran pero no saben cómo salir de él.

En esta sesión hemos hecho una lluvia de ideas en la pizarra. Cada uno ha aportado estrategias que ellos utilizan para relajarse. A unos nos ha costado más que a otros… 

Al final, hemos aprendido una manera nueva, ¡con la botella de la calma!, que les ha encantado a todos por igual.

Para hacerla hemos usado:

  • Una botella de plástico
  • Agua templada
  • Témperas de colores con purpurina (también se puede hacer con pegamento, purpurina y colorante)
  • Pegatinas para decorar (nosotros hemos usado estrellas)


Se han divertido mucho haciéndolas y, enseguida, se han dado cuenta de cómo había que utilizarlas:

Cuando se agitan, la purpurina se mueve descontroladamente por toda la botella igual que nuestras emociones cuando nos enfadamos o frustramos. Después la purpurina empieza a caer lentamente hacia el fondo, haciendo que nos relajemos y que el nerviosismo se pase.

Me ha contado un pajarito, que mis chicos han sido la envidia del cole con sus botellas y que incluso han explicado a todos sus compañeros para qué sirve. Con lo que nos cuesta, a veces, expresar lo que sentimos... Esto es un súper logro!!!!

Esta semana, ya van varias llamadas a mi puerta de peques pidiéndome una botella. Voy a  tener que ampliar mis suministros de purpurina!!!!


INTELIGENCIA EMOCIONAL: MIEDOS

Escrito por orientamogas 17-08-2018 en RECURSOS PARA FAMILIAS. Comentarios (0)


20180425-105244.jpg

En el aula de PT trabajamos las emociones. En esta ocasión, lo hacemos con el MIEDO.

Los peques han fabricado una caja donde meter sus miedos. Para ello, han utilizado rotuladores, pegamento, celo, papeles de distintos colores y pegatinas,  lo cual también nos ha servido para trabajar la motricidad fina.

Una vez que las  cajas estuvieron listas, escribieron sus miedos en pequeñas tarjetas para meter dentro de la caja, pero antes de cerrarla, hemos aprovechado para reflexionar sobre lo que les asusta.Así, con esta entretenida actividad, les ayudamos a entender lo que les pasa y a desarrollar estrategias para enfrentarse a sus miedos.